Congelación del marisco

En esta época prenavideña muchos consumidores optan por comprar el marisco que consumirán en las fiestas y congelarlo hasta entonces.

Pero congelar el marisco no es sólo interesante en esta época del año, hay temporadas que el marisco está mejor que en otras, que está más lleno. Es una buena idea comprarlo en ese momento para congelarlo y poder consumirlo en momentos en que no esté en tan buenas condiciones. También es una buena idea tener alguna pieza de marisco en el congelador para poder sacar en ocasiones especiales.

Os vamos a dar algunas recomendaciones para hacer una congelación óptima, según el tipo de marisco que queráis congelar.

  • Mariscos de concha.

almejas

Nos referimos a los moluscos como navajas, mejillones, almejas o berberechos. Se recomienda congelar este tipo de marisco crudo y sin concha. Para ello, los limpiamos de impurezas que puedan traer (nuestro marisco está depurado y ya no lleva arenas), le quitamos la concha y los ponemos en una bolsa de congelación, procurando quitarle todo el aire. Si tenéis una máquina de envasar al vacío, mucho mejor.

Una vez descongelado, hay que cocinarlo inmediatamente para que no pierda propiedades ni sabor.

  • Crustáceos de gran tamaño.

crustaceos

Como el buey de mar, centolla, bogavante o langosta. Recomendamos congelarlos cocidos. Podéis ver el tiempo de cocción que necesita cada marisco en este enlace (cocción del marisco) o pedirnos que os lo cozamos cuando lo compréis.

Una vez cocido debéis dejarlo enfriar. Para guardarlo en el congelador, se aconseja empapar un paño en el agua de cocción, escurrirlo, envolver con él el marisco y guardarlo en una bolsa sin aire.

La descongelación debe ser lenta, por lo que se debe dejar en el frigorífico desde el día anterior al que lo vayamos a consumir.

  • Crustáceos tipo gambas, cigalas, langostinos…

langostinos

Lo congelamos crudo o cocido en función de la forma en que lo vayamos a consumir (cocido si lo vamos a comer así o crudo si lo vamos a hacer a la plancha).

Para congelarlos, los envolvemos con film o los envasamos al vacío.

—————————–

En cualquiera de los casos la temperatura no debe de ser superior a – 18 º y se recomienda que el tiempo máximo en el congelador sea de 3 meses.

Una vez descongelado, no se puede volver a congelar, ya que romperíamos la cadena de frío y perderíamos nutrientes o la textura original del producto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>