VIEIRAS GRATINADAS CON CHAMPIÑONES Y JAMÓN

vieIngredientes:

– 4 vieiras con su concha

– 200 g de jamón serrano en taquitos

– 200 g de champiñones

– 1 cebolla

– 4 cucharadas de salsa de tomate frito.

Aceite de oliva

– 1  vaso de caldo de pescado

Pan rallado

– 1 vasito de vino blanco

Elaboración:

Para empezar, limpiamos las vieiras y sus conchas. Cortamos la carne de las vieiras en cuadraditos y reservamos.

Picamos la cebolla muy fina. En una sartén con un poco de aceite caliente, echamos la cebolla picada y dejamos pochar.

Lavamos y cortamos los champiñones. Cuando la cebolla esté un poco dorada, añadimos los champiñones y el jamón serrano. Rehogamos un poco. A continuación, añadimos la carne de las vieiras y seguimos rehogando hasta que la carne se ablande. Entonces, añadimos la salsa de tomate, el caldo de pescado y el vasito de vino blanco. Dejamos reducir hasta que la salsa espese un poco.

Rellenamos las cuatro conchas de vieira con la mezcla. Espolvoreamos con pan rallado y horneamos 5-6 minutos a 180º.

Almejas a la marinera

INGREDIENTES (Para 4 personas)

– 1,2 kg de almejas

Aceite de oliva

– 2 cebollas

Pimentón dulce (una cucharadita colmada)

– 1 vaso de vino blanco

– 1 cucharada de harina

Perejil

ELABORACIÓN

En una cacerola baja, echamos una cucharada de aceite de oliva. Cuando esté templado, añadimos las almejas para que se abran al vapor. Cuando abran,  las sacamos y las reservamos. Colamos el caldo que haya sobrado.

Por otra parte, sofreímos las cebollas picadas, le añadimos el pimentón dulce, el caldo de las almejas, el vino y la harina. Cuando esté espeso, añadimos el perejil y, a continuación, las almejas. Lo dejamos unos minutos al fuego para que cojan la salsa y apagamos.

 

GANA UNA MARISCADA. Concurso de Facebook: “Cocinando con Mariscos del Ortegal”

Hoy, 15 de Julio, estrenamos concurso en Facebook.

I Concurso "Cocinando con Mariscos del Ortegal"

I Concurso “Cocinando con Mariscos del Ortegal”

Se trata de un concurso enfocado a nuestros clientes particulares. Es un concurso de fotos de vuestros platos de marisco, que sabemos de sobra que pueden ser espectaculares.

La mecánica del concurso es la siguiente:

Hasta el 30 de Septiembre, con cada compra de marisco que hagáis en Mariscos del Ortegal, os entregaremos un folleto como el de la foto.

Cuando cocinéis el marisco, sacadle una foto al plato junto con el folleto de la promoción.

En nuestra página de Facebook, www.facebook.com/mariscosdelortegal encontraréis en enlace de la promoción (deberéis darle a Me Gusta a nuestra página, si no lo habéis hecho ya, para poder ver el enlace al concurso). Dentro del enlace del concurso, deberéis rellenar un sencillo formulario con vuestros datos personales (sólo los usaremos para comunicaros el premio) y subir la foto de vuestro plato estrella.

Todas las fotos que se suban podrán ser votadas por cualquier usuario de Facebook. La foto que el día 30 de Septiembre tenga más votos, ganará una mariscada para 4 personas compuesta por: Centollo, Buey, Nécoras, Cigalas, Navajas, Almejas, Berberechos y Mejillones.

Además, entre todos los participantes, sortearemos una segunda mariscada, para 2 personas.

¡Esperamos ver todo vuestro talento culinario! ¡Mucha suerte a todos!

 

 

Arroz con bogavante

Arroz con bogavante

Arroz con bogavante

Receta para 4 personas.

Ingredientes:

2 bogavantes

2 tomates maduros

1 pimiento rojo

1 pimiento verde

1 cebolla

2 dientes de ajo

Perejil

Colorante (1 cucharadita)

Pimentón dulce (1 cucharadita)

1 pastilla de caldo de pescado

350 g de arroz

 

Elaboración:

Ponemos a calentar el agua en una olla y añadimos la pastilla de caldo para empezar a preparar el fumet, que nos servirá como base para el arroz.

Picamos fino los pimientos y la cebolla. Añadimos a la paelleral junto con aceite de oliva y lo sofreímos un poco. Añadimos los tomates rallados junto con los dientes de ajo picados y el perejil. Cuando las verduras estén bien hechas se añade el arroz, el colorante y el pimentón dulce. Se remueve para que se mezcle todo bien.

Añadimos el caldo de pescado a la paellera. La cocción dura unos 20 minutos, si se queda seco añadimos más agua.

Cuando lleve 10 minutos de cocción, incorporamos los bogavantes troceados. La forma de trocearlos sería separando la cabeza del cuerpo. A la cabeza se le da un corte longitudinal y el cuerpo lo cortamos en medallones. Las pinzas las abrimos con unas tenazas para el marisco o un cascanueces.

Después de 20 minutos de cocción, dejamos reposar y servimos.

 

Número de Julio de Salud y Medicina Hoy

Un mes más, Mariscos del Ortegal es noticia en el periódico Salud y Medicina Hoy. En esta ocasión, la noticia se centra en el bogavante, producto que está de temporada.

Noticia en Salud y Medicina Hoy, sobre el bogavante.

Noticia en Salud y Medicina Hoy, sobre el bogavante.

Además de hablar de la gran cantidad de propiedades que tiene el bogavante, compartimos una receta clásica y extraordinariamente buena: Arroz con bogavante.

Podéis leer el resto del periódico aquí.

Esperamos que os guste el artículo y probéis a hacer la receta.

 

Una confusión habitual: Bogavante y Langosta.

Una simple búsqueda de la palabra “langosta” en Google y vemos que salen más imágenes de bogavantes que de langostas.

Es tan común el error, que hemos de confesar que hace poco tiempo nuestro propio diseñador se equivocó y puso una foto de un bogavante en lugar de una langosta, en una tabla de cocción de mariscos subida al Facebook.

El error: la foto de la langosta es un bogavante.

El error: la foto de la langosta es un bogavante.

Así pues os vamos a explicar las similitudes y las diferencias entre ambos animales.

Los dos son crustáceos decápodos, es decir, tienen diez patas. Su cuerpo se divide en cefalotórax y abdomen, dos antenas y los cinco pares de patas que ya hemos mencionado.

Tanto la langosta como el bogavante pueden alcanzar gran peso y tamaño, y los dos son apreciados por su exquisito sabor y la textura de su carne.

Pero estas son prácticamente las únicas similitudes. Veamos las diferencias.

Para empezar, ni siquiera pertenecen a la misma familia. La langosta europea (Palinurus elephas), pertenece a la familia de los Palinúridos, mientras que el bogavante (Homarus gammarus) pertenece a la familia de los Nefrópidos.

Físicamente se diferencian muy claramente:
La langosta es de un color rojizo o parduzco, tiene dos antenas en su cabeza de base gruesa, muy largas. Sus dos patas delanteras terminan en dos pinzas, de tamaño tan pequeño, que casi no se distinguen del resto de las patas.

Langosta

Langosta

El bogavante tiene un color más oscuro, con tonos azules en el caso del bogavante europeo. Sus antenas no son tan llamativas. En cambio, sus dos patas delanteras terminan en unas grandes y fuertes pinzas, que lo hace inconfundible. Si nos fijamos, las pinzas son distintas la una de la otra, ya que les da usos diferentes, con una desgarra y con la otra tritura.

Bogavante

Bogavante

Por último, también decir que hay diferencia en el sabor. Se podría decir que la langosta tiene un sabor más fino y el bogavante más intenso, aunque cualquiera de los dos mariscos es delicioso.

Si las diferencias son tan claras, es normal preguntarse por qué tanta confusión. El motivo es la existencia del bogavante canadiense o americano (Homarus Americanus) al que también se le llama “langosta americana”.

Es muy común también que en las traducciones del inglés americano de películas o series se diga “langosta” cuando realmente se están refiriendo a este tipo de bogavante. Pero de langosta, como veis,  sólo tiene el nombre.

Una vez aclaradas las diferencias, ¿a vosotros qué os gusta más, el bogavante o la langosta?

Mejillones con salsa de tomate picantita

Mejillones con tomate picantitosINGREDIENTES (Para 4 personas)

1.5 kg de mejillones

1 vaso de vino blanco

1 pimiento verde

1 cebolla

400 g de tomate triturado

2 dientes de ajo

Pimienta cayena

Sal

1 cucharadita de harina

ELABORACIÓN

Limpiamos los mejillones y les quitamos las barbas. En una cazuela ponemos el vino blanco y los mejillones, los ponemos al fuego y tapamos, hasta que abran con el vapor. Una vez abiertos, separamos el caldo y reservamos.

Por otra parte, pochamos la cebolla y el pimiento verde picados, le añadimos los dos dientes de ajo, picados también, la pimienta cayena (al gusto de cada uno, nosotros le ponemos 3 o 4 granos) y una pizca de sal. Cuando las verduras estén doraditas, las retiramos del fuego, les quitamos la cayena y batimos con la batidora.  Volvemos a poner la mezcla en la sartén, añadimos un vasito del caldo de los mejillones y el tomate triturado. Cocinamos durante unos minutos hasta que la salsa esté bien ligada. Para finalizar, añadimos la harina para que espese un poco la salsa, mezclamos bien para que no quede ningún grumo y una vez que esté espesada a nuestro gusto, apagamos el fuego.

Servimos los mejillones en una fuente y rellenamos las conchas con la salsa.

NOTA: Si a alguien no le gusta la salsa, se pueden separar parte de los mejillones que hemos hecho al vapor y servir con un poco de limón.

Si no se quiere hacer la salsa picante, se puede hacer sin la pimienta cayena.

 

El animal más longevo del mundo: una almeja

Se llamaba Ming. Le pusieron ese nombre en referencia a la dinastía que regía China cuando nació, en el año 1499.

El animal más longevo del mundo: Almeja de Islandia "Ming"

El animal más longevo del mundo: Almeja de Islandia “Ming”

En el año 2006, científicos de la Escuela de Ciencias del Mar de la Universidad de Bangor (en el norte de Gales) se encontraban en Islandia. En su estudio, recogieron varios ejemplares de almeja de Islandia (Arctica Islándica), con el fin de estudiar los cambios climáticos de los últimos años. Las almejas, de una forma similar a los árboles, añaden cada año un nuevo anillo a su concha. Analizando la concha se consiguen datos sobre los cambios en el mar y en el clima, que se hubieran producido durante la vida del animal. En concreto, estudiaban esta especie porque se conocía que era un animal muy longevo, ya que en 1982 se había encontrado un ejemplar de 220 años de edad.

La sorpresa vino al estudiar a Ming, ya que en un primer recuento de anillos se llegó a la conclusión de que tenía entre 405 y 410 años, lo que la convirtió en el animal más longevo conocido según el libro Guiness de los Records. Sin embargo, 4 años después, Ming superó su propio record: Los científicos contaron una profusión de anillos comprimidos, que no habían podido tener en cuenta porque estaban camuflados, debido a la avanzada edad del animal y le hicieron la prueba del Carbono 14, con lo que pudieron afirmar que la almeja tenía nada más y nada menos que 507 años de edad en el momento de su muerte, en 2006.

El secreto de la larga vida de este tipo de almeja parece que reside en su lento metabolismo, que hace que todos los procesos vitales del animal se extiendan significativamente en el tiempo.

La muerte de Ming fue provocada por los científicos, ya que le tuvieron que abrir la concha para poder estudiarla. Si no la hubieran recogido, no sabemos cuántos más años podría haber alcanzado, pero tampoco sabríamos de su existencia.

Los científicos creen que es muy probable que en Islandia, bajo el lecho marino, se encuentren almejas aún más longevas. Pero de momento el récord lo tiene Ming.

 

Una aproximación a nuestra empresa

Esta temporada, Mariscos del Ortegal está saliendo con frecuencia en televisión, con este publirreportaje. Es un espacio de algo más de dos minutos, con el que tratamos de hacer conocer nuestra empresa, nuestro trabajo y nuestros productos.

Para que podáis verlo, os lo colgamos en el siguiente enlace: Una aproximación a nuestra empresa.

Cómo abrir ostras

Nuestras ostras

Nuestras ostras

Mucha gente evita comprar ostras para comer en su casa por miedo a no saber abrirlas o pensando que no tienen los utensilios adecuados. Pero lo cierto es que es más sencillo de lo que parece y, una vez cogida la práctica, no presenta ningún problema.

Hay cuchillos especiales para ostras, tienen el asa gruesa y la hoja corta, con filo por los dos lados. Si se tiene uno, lo utilizamos, claro; pero si no se dispone de él, nos va a valer cualquier cuchillo que tengamos en casa, eso sí, que sea de hoja corta y resistente.

Para empezar y para evitar cortes, nos cubriremos con un paño o guante de cocina la mano con la que vamos a sujetar la ostra. Si somos diestros, la mano izquierda y si somos zurdos, la derecha. Sujetamos la ostra con la parte plana hacia arriba.

Buscamos una ranura entre las dos conchas de la ostra (mejor si es donde se unen las dos valvas) e introducimos por ahí el cuchillo. Lo movemos hacia los lados en paralelo a la concha, con el fin de separar el músculo de la ostra de la valva. Después hacemos palanca con el cuchillo (lo giramos como una llave) y las conchas se tendrían que separar sin problema.

TRUCO: Para facilitar más la apertura, podemos enjuagar las ostras, meterlas en una bolsa de plástico y guardarlas en el congelador, una hora antes de ser servidas. A la media hora, las sacamos y las abrimos como os explicamos antes.